Posts Tagged ‘libertad’

de lo que viene siendo


15 Oct

era el dinero, imbécil

ha bastado que dos bancos, una gasista y algún que otro puticlub —agrolimen (gallina blanca, el pavo…), codorniú, etc.— hayan hecho amago de huida hacia territorio civilizado para que los taladrados independentistas se estén tentando la ropa y amarrando la cartera

al parecer, la cosa no va de libertades si no de dineros, de seguir robando al tres por ciento y al tonto del ministro de la hacienda central que corresponda; el seny catalán va a resultar ser eso: una forma impostada de decir lo mío es mío y lo tuyo también es mío

el independentismo catalán, como el vasco, tiene poco o nada que ver con la realidad presente y sí mucho con la bastarda pulsión hidalga que envenena este país desde el mil quinientos, haciendo pensar a algunos que por nacer aquí o allí son mejores que el resto, que trabajar con las manos es cosa del vulgo, y que los dioses y la genética les han distinguido sólo a ellos con la divisa del éxito (más…)

de lo que viene siendo


05 Oct

lo peor está por llegar

mi opinión sobre los borbones no puede ser más oscura, lo cual no quita para que felipe el sexto venga a demostrar que uno acierta más cuando se corrige que cuando se confiesa —eso, y que la genética no siempre sigue la línea recta

me corrijo, pues: el discurso del pasado martes del rey de españa me ha parecido tan cabal, tan preciso y tan necesario, que ha conseguido que un tipo al que ni he elegido ni jamás hubiera pensado en hacerlo, se convierta en alguien mucho más digno de crédito que cualquiera a quien, libremente, hubiese podido designar con mi voto

un contrato social establecido en las urnas es cosa de mérito; con todo y al final, pasados los tiempos, la cosa se reduce a si fulano cumple lo que dijo o sencillamente es un traficante de intereses o un mero sicario de terceros; personalmente, la sola palabra de un hombre, sus ideas, me representan mejor que sus millones de votos (más…)

crónicas


01 Ago

BloodlettingPhoto

el valor moral de defraudar a hacienda

Bajo los regímenes corruptos, todo disidente se arriesga a ser tratado como un criminal. Si objeta ante las órdenes injustas, se lo condena por sedición. Si se revuelve contra la arbitrariedad, acaba pagando por lo mismo que denuncia. Si intenta hacerse oír, es difamado hasta su completa muerte social. Sin embargo, ese destino urgente y fatal poco tiene que ver con su reputación futura, donde invariablemente viene a ser considerado un héroe quien, en su momento, se enfrentó en completa soledad contra sus opresores, sí, pero, sobre todo, contra la indolencia cerril de sus semejantes.

Ahora bien, si la historia nos revela que es justo y que es admirable y que es preciso que el individuo haga frente a la sinrazón imperante armado de su propia conciencia, que luche hasta su último aliento por defender la equidad y los derechos individuales que nos distinguen contra cualquier intento por acotarlos o por diluirlos; digo entonces que, bajo un gobierno de ladrones, en un entorno de exacción e impunidad, abocados el conjunto de los ciudadanos a satisfacer la codicia de cientos de miles de parásitos, el fraude fiscal se convierte tanto en una prueba de inteligencia ética como en una obligación moral; digo que el derecho a la dignidad personal rige sobre cualquier otro ordenamiento de cualquier naturaleza jurídica o social, y digo que negarse a financiar a un estado rapaz y ladrón es siempre un acto de grandeza intelectual. Puesto que sólo los imbéciles, los cobardes y el ganado pagan de su propia bolsa la cuerda que los ahorca.

© 2016, jotamml

la gorda del anuncio, el femenino sindicato y la nueva sexualidad


24 Mar

Grecia, siglo II a.c. Las tres graciasde lo que viene siendo

la gorda del anuncio, el femenino sindicato y la nueva sexualidad

Se sabe ahora que una gorda de toda la vida es una mujer de silueta ancha, una mujer baja es una mujer con un hándicap vertical y una mujer con lorzas y celulitis es otra mujer con un hándicap, pero horizontal. La lengua es lo que tiene cuando se la trabaja con voluntad, que se estira y se amolda.

Viene la cosa de un anuncio televisivo. Una modelo con cuerpo de junco se cimbrea ante el espectador. Cuando el espectador se pone las gafas, la modelo gana nitidez y veinte kilos. Una ficción menor, casi infantil, que el femenino sindicato ha tomado por depravación y por crueldad mental.

Fuera del notable error de concepto (poco va a vender la idea de una óptica que engrasa las imágenes por demás), importa el asunto, la trama argumental. Hacemos aquí por abundar al respecto, viendo el modo de espigar entre el sebo y el magro, al menos de rescatar alguna proteína esencial.

Dice el femenino sindicato que no todas las mujeres tienen la talla de la modelo en sazón, y no por eso son peores. Dice también que el anuncio las describe como meros objetos de placer. Dice que se perpetúan estereotipos mezquinos sobre el sexo, que discrimina, que ofende y desprecia. (más…)

el eterno masculino, las despedidas de soltera y el gang bang dominguero


13 Ene


Serge Marshennikov - óleode lo que viene siendo

el eterno masculino, las despedidas de soltera y el gang bang dominguero

Se sabe ahora que el eterno femenino ha salido de cuadro. Los hombres hemos caminado desde la dulcinea medieval, mantecosa y discreta, hasta la adoratriz romántica, más lánguida y poco hecha. Venimos hoy en la asténica posmoderna, tan dispuesta para el sexo como panadera en su práctica.

El eterno femenino, si se mira con distancia, revela antes un catálogo de aberraciones masculinas que de virtudes femeninas. No es digna una imagen mental de la otra que se complace dibujándola ausente de razón, ofrecida cuando interesada, trastornada por un chorreo variable de hormonas.

Otra cosa es si se mira con malicia, que entonces el eterno femenino gana idea de conjura; deja de ser reservorio de pajilleros y se resuelve en trama religiosa, una ofrenda sacrificial donde las víctimas compiten por ser las mejores pregonando como doctrina justamente aquello que las degrada. (más…)

breves


05 Sep

Dorian Grayalucinaciones políticas

la farsa de la política radica menos en su práctica que en el hecho de posibilitar la creación de una clase social dedicada a ella, una clase de inútiles totales para cualquier otra cosa que no sea garantizar sus privilegios y transmitirlos a toda costa

la tarea de organizar las sociedades humanas debiera contemplarse como un trabajo eventual y penoso, como los deberes de un niño, de manera que su mala realización implicase costes para el infractor

el hecho de que la política de partidos se configure en el único desempeño humano donde la ineptitud, la mentira consciente y la maldad continuada permiten a un individuo medrar entre el conjunto, y que ese desempeño sea socialmente tolerado, no tienen explicación sino desde la absoluta desidia de los ciudadanos, o desde su entera corrupción moral

el propio concepto de partido político y de que la gestión pública no pueda desarrollarse si no es a través de ese partido abocan necesariamente al individuo a anteponer los intereses del grupo donde se integra antes que los de los votantes a los que representa (más…)

la escritura infinita


05 Mar

La escritura infinita

Si el honor y la sabiduría y la felicidad no son para mí, que sean para otros. Que el cielo exista, aunque mi lugar sea el infierno.

J. L. Borges, La Biblioteca de Babel

La red (que otros llaman la nube) es redundante; se compone de un número impreciso de pares de cobre y cables de fibra óptica, conectados entre sí y con el resto mediante puestos de control, donde equipos informáticos normalizados, aunque de muy diversa capacidad de proceso, verifican los protocolos y cierran los circuitos. En cada puesto, un individuo o varios participan libremente: algunos sólo miran o se asoman, otros ejercen funciones que van de la mera vigilancia, pasando por el filtrado de datos, hasta llegar, señalados por la excelencia, a la creación e introducción de contenidos. Desde cualquiera de esos puestos es factible comunicar con sus equivalentes, en cualquier momento, a cualquier distancia, sin más criterio que la curiosidad o el deseo, y sin que las sesiones así establecidas deban circunscribirse a un grupo de interlocutores o transcurrir en un intervalo de tiempo prefijado. Los enlaces no son unívocos, pueden desarrollarse a través de pares y fibras diferentes, procurando que ello no minore su eficacia ni modifique los resultados. La combinatoria predice que la cantidad máxima de esos enlaces tiende a limitarse, pero en la práctica y para todo valor real, nadie ha podido demostrarlo, tampoco proponer un modelo matemático lo suficientemente estable donde ensayar esa u otra conjetura.  (más…)

notorias


04 May

Sepa su ilustrísima que Olmo regresó ayer, muy colorado y con gran angustia. Yo traté de tranquilizarlo, pero él estaba como fuera de sí, y no paraba de tomar agua y de dar vueltas alrededor de la mesa. En éstas se me vino, maldijo y empezó a gritar: «¡Si es trino es dúo, digo, y si es dúo, por fuerza y por acumulación ha de ser cuarteta!»

Traté de calmarlo como supe, pero supe mal, porque se creció en el desvarío y vino a dar el resto: «De lo dicho se sigue que también ha de ser nono, y así en lo seguido, hasta el no término ¡deus ex mathematica!»

Y he aquí su ilustrísima cuando cobré en mí y le propiné el silletazo, que fue asistido luego con un segundo golpe de la mesa y un tercero, sólido, con un hierro que tuve a mano, y que me pareció definitivo, pero que no pude menos de completar, por asegurarme, con la caída desde la torre de la cual os han informado.

Su ilustrísima verá ahora si yo pensé bien al concluir que esta nueva corriente de racionalizar lo divino no puede aparejar cosa buena, excepto que cualquier contable con ínfulas se pretenda entendido en asuntos teológicos.

Y esto es todo lo que cabe al asunto, ilustrísima, excepto añadir que Olmo parece recuperarse con bien del tratamiento, aunque todavía algo torpe en sus desplazamientos.

Suyo, Basanto.

(Breve remitido con ocasión del incidente. Correspondencia personal del obispo Naponi, carta número 83, Milán, 1631)

© 2010,  jmml


josé mª menéndez

porque leer es un arte…