Posts Tagged ‘aristocracia’

de lo que viene siendo


15 Oct

era el dinero, imbécil

ha bastado que dos bancos, una gasista y algún que otro puticlub —agrolimen (gallina blanca, el pavo…), codorniú, etc.— hayan hecho amago de huida hacia territorio civilizado para que los taladrados independentistas se estén tentando la ropa y amarrando la cartera

al parecer, la cosa no va de libertades si no de dineros, de seguir robando al tres por ciento y al tonto del ministro de la hacienda central que corresponda; el seny catalán va a resultar ser eso: una forma impostada de decir lo mío es mío y lo tuyo también es mío

el independentismo catalán, como el vasco, tiene poco o nada que ver con la realidad presente y sí mucho con la bastarda pulsión hidalga que envenena este país desde el mil quinientos, haciendo pensar a algunos que por nacer aquí o allí son mejores que el resto, que trabajar con las manos es cosa del vulgo, y que los dioses y la genética les han distinguido sólo a ellos con la divisa del éxito (más…)

de lo que viene siendo…


25 Mar

goya - viejos comiendo sopael borbonato, la audiencia y el inglés

terminan de condenar al fulano coronel martínez inglés por emputecer el honor del fulano borbón juancar, bautizándolo de tonto del culo, porque tonto del culo por fuerza hubo de nacer quien se jacta de “provenir del testículo derecho del emperador carlomagno, cuando en realidad lo hace de la pérfida bocamanga del genocida franco”

el fallo se configura en multa de a seis mil y tasa ordinaria de parte, mayormente por inflar la especie de que el sobredicho fulano juancar es el último legatario vivo “de la banda de borrachos, puteros, idiotas, descerebrados, cabrones, ninfómanas, vagos y maleantes que a lo largo de los siglos han conformado la foránea estirpe borbónica”

resultó como agravante la bizarra mezcolanza de la comparativa homérica con el refranero popular, verbigracia este ejemplo no menor: “y así como a todo gran marrano le llega su san martín, así a ti, y a toda tu familia y parentela más o menos cercana de enchufados, vagos y maleantes de toda laya, parece ser que está a punto de llegaros” (más…)

retablo impío


02 Jul

Retablo impío

 

(rústica, 15×21 cm., 98 páginas, papel ahuesado, cubierta a color, cuché plastificado brillo)

«Alejandría se conmovió: el amor de una puta es tierra sagrada. La absolvieron, o la condenaron al destierro. Egipciaca no esperaba menos: cumpliendo la sentencia, se encamina hacia el puerto, se ofrece a los marineros, suplica un lugar en cualquier barcaza. Un viejo capitán la reconoce y la acepta: trama cobrarse el pasaje en el lecho. Parten de madrugada. Por tres noches, ella satisface la deuda; a la cuarta, considera el negocio resuelto y se niega. Contrariado, el capitán se venga: la arroja a la cala: confía en doblegarla. Mediada la travesía, un joven grumete que se encarga de llevarle alimento entrevé sus formas de estatua, las codicia, se apasiona. Ella propicia el desorden; él se compadece y la libera.Es el caos: Egipciaca lo toma allí mismo, lo monta, lo agota sin tregua; acto continuo gana la cubierta, ofrece sus pechos erguidos y persuade a siete: de inmediato, el capitán es arrojado por la borda: instantes después, sobre el puente, en mal equilibrio y a la luna, la orgía se celebra. Aquello supera la palabra: incursos en la vorágine, los hombres descuidan el timón, extravían el rumbo. Tales son los embates, tales las hechuras, hay tanta pasión y vehemencia que la barcaza casi zozobra. Egipciaca busca la muerte, el olvido; sus amantes la abrazan, se extinguen contra su piel encendida; entre uno y otro, ella danza desnuda. (más…)

Sofía Tolstói, Diarios


14 Mar

La mente humana se asemeja al delirio religioso. Los sentidos la manipulan hasta hacerla concebir un entorno amable, pero irreal. La voluntad y la memoria también profesan ese oscuro rito de imposturas. Saben que el tiempo quiebra nuestra resistencia al dolor. Por eso nada nos es mostrado en su forma real, ningún recuerdo se nos revela sin ser atenuado, mentido, mutilado.

Hemos leído con curiosidad perversa los diarios de Sofía Tolstoi, los relativos a su matrimonio con el autor de Guerra y Paz. El texto, muy extenso, arranca a partir de la boda, fija cinco décadas de vida en común, trasciende la muerte de su esposo en 1910 y concluye a dos semanas de su propia extinción, apenas una década después.

Sofía no es escritora, no tiene nada que decir. No la distinguen ni un bello estilo ni una mirada remota. Tampoco lo pretende. Es sólo una mujer que se lamenta por escrito, con cierta elegancia y gran regularidad. Un empeño así rara vez persigue otro designio que el desahogo personal. Este, sin embargo, se revela magnífico, y nos atreveríamos a decir que lo consigue incluso a su pesar.

La literatura concierne al goce privado, intensamente egoísta, diverso para cada lector. Cuatro episodios de enorme placer nos ha deparado el libro; todos ellos relacionados entre sí, y acaso prescindibles para cualquier otro en nuestro lugar. Es justamente ese placer quien nos aconseja reseñarlos, y quizá también desmentirlos. (más…)

de lo que viene siendo…


03 Ene

Literatura y política

Se sabe ahora que Harry Potter ha vendido en trece años el triple de libros que El Principito en cuarenta y cinco. Esto es importante, nos parece: explica el estado de cosas, la crisis de deuda y el calentamiento global. Explica también el aspecto desaseado de algunas gobernatrices y la cadera ancha de otros, tanto como a los autores con prosa de retrete que proliferan a su alrededor. No explica, en cambio, la conjetura de Goldbach ni la hipótesis de Riemann, lo cual, no por lamentable, era menos de esperar.

No nos preocupan ni los sofocos climáticos ni las paradojas de los números primos; sí lo hacen, en cambio, la poca higiene política, la literatura y su creciente mediocridad. En ese orden, pareciera que el género diputado o similar, así como el tumulto fabulador que medra a su costa, viniesen degradándose con saña, hasta el punto de que un observador imparcial no dudaría en concluir que se trata de gente ilegible, francamente degenerada en el pensar, sin más objeto que la codicia inútil de salvar a los demás

La consecuencia, una sociedad civil donde los individuos profesan el rito sicario de la entrega: nacen al mundo con el deseo doble de someterse y de asesinar. Son expertos en aborrecer, hábiles para reclamar al otro proyectos y soluciones, y para saquearlo luego, viniendo a dar en el reparto y en la igualación, que no otra cosa transmiten Harry Potter y su humanismo de barreduras en lucha contra el villano opresor. (más…)

josé mª menéndez

porque leer es un arte…