memoria del odio

27 Nov

memoria del odio web

«A amar se aprende, hijo»

Las órdenes fueron obedecidas: se planificó la estrategia y se dispusieron los medios. En días sucesivos, decenas de emisarios salieron a caballo para divulgar la noticia. Eran soldados, los mejores jinetes, los más audaces, pero su oscura embajada los precedió, y en ninguna parte del territorio lograron beneficio. Llamaron a las puertas de los magos y de los hechiceros: primero, los tentaron con oro a cambio de su ciencia; más tarde, amenazaron con vengarse de quienes rehusaran. La mayoría escuchaban la oferta y se alejaban tras oponer su ignorancia; quienes aceptaban, intimidados o por la fuerza, huían durante el viaje, o desaparecían antes de emprenderlo, sin que nadie supiese dar cuenta de sus razones ni de su paradero.

Infatigables, los soldados cruzaron las montañas y acudieron a otros reinos. Visitaron cuevas habitadas por dioses cincelados en piedra; vivieron entre ellos, apelaron a su juicio y recibieron el desprecio por respuesta. Hubo quien se obligó a frecuentar a los eruditos y a escucharlos: pero regresó al palacio sin más resultado que un diario indescifrable. Hubo quien, siguiendo misteriosas indicaciones, llegó hasta las columnas de pórfido que franquean el oráculo de todo conocimiento, traspuso el umbral y suplicó ayuda: pero el silencio y la palidez de los mármoles consumieron su paciencia. Read the rest of this entry »

breves

05 Sep

Dorian Grayalucinaciones políticas

la farsa de la política radica menos en su práctica que en el hecho de posibilitar la creación de una clase social dedicada a ella, una clase de inútiles totales para cualquier otra cosa que no sea garantizar sus privilegios y transmitirlos a toda costa

la tarea de organizar las sociedades humanas debiera contemplarse como un trabajo eventual y penoso, como los deberes de un niño, de manera que su mala realización implicase costes para el infractor

el hecho de que la política de partidos se configure en el único desempeño humano donde la ineptitud, la mentira consciente y la maldad continuada permiten a un individuo medrar entre el conjunto, y que ese desempeño sea socialmente tolerado, no tienen explicación sino desde la absoluta desidia de los ciudadanos, o desde su entera corrupción moral

el propio concepto de partido político y de que la gestión pública no pueda desarrollarse si no es a través de ese partido abocan necesariamente al individuo a anteponer los intereses del grupo donde se integra antes que los de los votantes a los que representa Read the rest of this entry »

la esfinge sin secreto

29 Ago

picasso-violación

la revolución prescindible

leemos que…
(los hombres necesitan…)
y se nos ocurre que…

no sabemos si al hombre le hace falta una revolución sexual, dos o taza y media

sí sabemos que a la mujer, adentrada en la suya, el mundo real no le ha sentado nada bien: la “esfinge sin secreto” de wilde es hoy, tras su liberación, irreversiblemente complicada sin ser interesante

al final, el mito de la femineidad ha resultado ser eso, un mito, un frase publicitaria superficial al estilo de “una suavidad que sólo nosotras entendemos”

y lo peor, lo peor de todo, es que los hombres han descubierto, sin género de duda, que las mujeres son tan zafias, sucias, estúpidas y mediocres como ellos; o lo que es lo mismo, al carajo con dos mil años de seudocultura sobre el eterno femenino, beatrices, dueñas, vírgenes, dulcineas y demás sandeces ortopédicas Read the rest of this entry »

diálogos en prensa

24 Jul

jérome bosch - jardín de las delicias

no tener varón no es un criterio médico

ser “mujer estéril” será el requisito determinante para poder acceder a tratamientos de reproducción asistida ()

lo cierto es que determinados argumentos empiezan a sobrepasar el nivel de delirio de, pongo por caso, un Swift cualquiera en su mejores arrebatos literarios

y así, puesto que la ley consolida el derecho a casarse de dos fulanos, se sigue inevitablemente que tienen derecho a lo mismo que pueden conseguir un hombre y una mujer copulando

todo porque lo dice la ley, sin interrogarse acaso por si el legislador es imbécil, débil mental o lo son también los legislados

en ésas, un gobierno de alcance legislará que un hombre pueda casarse con su mascota (puesto que nada cabe objetar al amor entre hombres y mascotas, altamente respetable y generador de bienes para el individuo y la sociedad), y también en ésas, legalizado el contubernio, vendrá el hombre, o si no la mascota, a exigir el derecho a descendencia y a que la ciencia toda se ponga a trabajar para hacer viable el engendro genético resultante de hibridar hombre y mascota Read the rest of this entry »

diálogos en prensa

20 Jul

muerte de sócrates Jacques-Louis Davidmuere tras beber seis litros de cerveza en 20 minutos en un pueblo de ()

—Otra de las imbecilidades típicas de este país, que parece habitado por subnormales. Desde luego, en España no cabe un tonto más. ¿Por qué no se prohíben este tipo de eventos…?

—disiento, oiga: no sólo no deben prohibirse este tipo de eventos culturales y demás, sino que deben fomentarse, publicitarse y recomendarse

imagínese: diez mil tontos semanales muertos en sendas festividades y en sendas competiciones, ya se trate de borrachera totémica, lanzamiento de abuelo por la ventana, enculada al párroco, descerebramiento de cónyuge, violación del mozo lelo, tocamiento de culo ajeno, pedrada imprevista, mareo de virgen, corrida de cabra, corrida de cabrones o de cabritos, corrida de moza con alcance, salto de tapia con un madero colgando de parte, celebración regia, sodomía obrera, palo en el culo, estrangulamiento inopinado de pollo, estacazo impropio, persecución de tabernero, a imitación de sindicato, mazazo al niño, lanzamiento de santo, quema de sobras, subvención de teleclub…, Read the rest of this entry »

anales

24 May

baños romanosde la carestía y el culo

en venezuela, donde sobra petróleo, caminan sin papel higiénico

sea esta inopinada carencia bienvenida, proclamo, y tómese por buena si de ella, con humildad y aprovechamiento, viene el personal a usar del bidé, de sus beneficios y su compostura amable, pues no cabe duda de que la zona toda y en ambos sexos queda mucho mejor saneada con la ablución correspondiente que con el reparto y borroneo de la porquería mediante el frotamiento por papel, trapo, matojo o similar residuo que se tenga a mano

por regla general y a trazo gordo, el uso continuado del enjuague de bajos sólo redunda en beneficios: los picores se mitigan, la piel respira, la sonrisa se eleva, los árboles lo celebran (infame destino el vegetal, que cuando no acaba recogiendo deposiciones por escrito, las recoge por obra), los andares se refinan, el individuo mismo adquiere nuevos perfumes, incluso la silla nos recibe de otro talante cuando acudimos a ella con menos poso

que no se diga, pues, que la demencia colectivista no tiene nada que ofrecer, ni siquiera por pasiva; o lo que es lo mismo, hasta del más tonto se saca una idea; ya si el tonto es marxista, da incluso para componer una enciclopedia

(revista de prensa, nota al pie, sección doméstica y otros asuntos)
© 2013, jmml

de lo que viene siendo…

25 Mar

goya - viejos comiendo sopael borbonato, la audiencia y el inglés

terminan de condenar al fulano coronel martínez inglés por emputecer el honor del fulano borbón juancar, bautizándolo de tonto del culo, porque tonto del culo por fuerza hubo de nacer quien se jacta de “provenir del testículo derecho del emperador carlomagno, cuando en realidad lo hace de la pérfida bocamanga del genocida franco”

el fallo se configura en multa de a seis mil y tasa ordinaria de parte, mayormente por inflar la especie de que el sobredicho fulano juancar es el último legatario vivo “de la banda de borrachos, puteros, idiotas, descerebrados, cabrones, ninfómanas, vagos y maleantes que a lo largo de los siglos han conformado la foránea estirpe borbónica”

resultó como agravante la bizarra mezcolanza de la comparativa homérica con el refranero popular, verbigracia este ejemplo no menor: “y así como a todo gran marrano le llega su san martín, así a ti, y a toda tu familia y parentela más o menos cercana de enchufados, vagos y maleantes de toda laya, parece ser que está a punto de llegaros” Read the rest of this entry »

el escritor de memoria

18 Mar

rubens - dama españolael escritor de memoria

Le gustaría olvidar, claro, trata de hacerlo, olvidar que ese hombre ahí tendido es exactamente todo aquello que imaginó, tal vez mucho más que eso. Le gustaría olvidar que la fortuna o la casualidad o, por qué no, su empeño, le ganaron su afecto, se lo entregaron como compañero. Le gustaría olvidar que en algún momento de ese viaje conjunto ella voluntariamente decidió abandonar el papel original que tanto había reclamado para averiguar en los camerinos, entre desahuciados, cobardes, muertos. Le gustaría olvidar que nada de eso tiene ya remedio, olvidar que su traición no fue contra nadie excepto contra ella, y que su traición está de vuelta, que lo peor de nosotros siempre regresa para sentarse a mirarnos hasta el fin de los tiempos. A Leda le gustaría olvidar que es culpable, pero no por traicionarlo a él, sino por traicionarse a ella, por servirse de él como testigo para traicionar su propio sueño.

«Perdóname si no he sabido amarte.» Leda introduce la figura en el cajón y coge otra: despacio, pasa los dedos por la superficie, buscando rastros de fractura. «Perdóname si no he sabido amarte», repite; a veces, lo hace así durante horas, infatigable, incesantemente, como la antigua fórmula de un sortilegio. Es verdad que ciertos ejercicios de monotonía anulan la conciencia, el dolor del pensamiento. Read the rest of this entry »

por qué sí usas apple

11 Oct

 

Por qué sí usas Apple

Porque hasta tú, sin saber de nada, lo entiendes todo.
Porque refuerza tu instinto: te anima a superarte sin esfuerzo.
Porque está allí donde tú estas, y si tú no estás, tampoco se nota.
Porque tu vecino lo usa, y tu vecino es tonto, y tú no vas a ser menos.
Porque tiene algo de esposa: no vale lo que cuesta: te hace sentir bueno.
Porque tiene algo de prostituta: cuesta lo que no vale: te hace sentir eufórico.
Porque por fin perteneces a un grupo donde todos son o quieren ser estetas y visionarios.

Porque su estética te tranquiliza, te viste como la habitación de una clínica, un lugar de luz azul y plástico esterilizado.

Porque es uno de esos productos del mercado que atentan contra el mercado: sirve para enmascarar que vales menos que tu dinero.

Porque desafía tu imaginación: tienes que buscar trascendencia a un artefacto como tantos, pero con una eficiencia coste/resultados inferior a todos.

Porque desarrolla tus habilidades sociales: sabes que hace lo mismo que cualquier otro, a veces peor, a veces mejor, pero siempre con las ínfulas de un cantante de ópera.

Porque depura tu vocabulario: aprendes a justificar por qué, en determinadas ocasiones, no sirve para llevar a cabo una tarea o por qué, en todas las demás, no sirve para nada. Read the rest of this entry »

masturbaciones políticas

09 Sep

damnificados por la paja: plataforma de apoyo “yo sí he visto el vídeo”…

y no me ha dado ni para un diente…

yo la cosa de masturbarse y tal lo veo bien, al gusto; afloja la meninge y distiende el ánimo, bien sea para consumo propio, o más mejor, para divulgación y propedéutica, que le cuadra a la moza por maestra y regular

lo que no veo tanto, echando mano de alguna experiencia y otras oídas, lo que no veo, digo, es masturbación de ninguna clase, sino, más bien, trabajo de higiene en bidé o alivio de almorrana

a lo primero me inclina que, más que dedo o dedos, como es costumbre, se intuye palmeo y frotamiento, que si es masturbación, sólo da resultado en los preliminares, mientras que si es bidé, lo explica por entero

de lo segundo, y más probable, me persuaden los gañidos, que lo son al estilo doliente, como quien refresca el orto tras un apretar doloroso, invariablemente trasunto de hemorroide o fístula Read the rest of this entry »

markham

19 Jul

markham

(En Londres; en Tabernacle; dormitorio; noche; él, pronto memoria de ella: el intruso profana las tablas a tiempo de contemplar el sacrificio; el hacedor se incorpora, concluye la escena, el acto prosigue; hasta el fin no habrá descanso.)

Se atrevió a remover el agua de mi estanque.

 

Subió a la acera y se amparó junto a los edificios. Entorpecido el esplendor de la luna, la sombra desapareció. El intruso tomó aliento, su mano se relajó sobre el metal.
Avanzó: Farringdon al fondo, en breve el ferrocarril y Aldersgate, y… Se detuvo, inquieto… Quizá… Pero no: imposible.
El intruso empuñó el revólver: dio varios pasos mientras escuchaba.
En las estribaciones del siguiente cruce, nítida, la sombra regresó.
A su espalda, más atrás, la réplica ominosa de su propio caminar.
El intruso tensó los músculos.
La réplica progresó.
El intruso crispó el dedo sobre el gatillo.
Múltiple, su sombra se bifurcó entonces a sus pies.
Y a su espalda, tan cerca.
Tardó apenas en volverse, esgrimiendo el arma.
Read the rest of this entry »

el escritor de memoria

15 Jun

el escritor de memoria

martes, 13: he rehuido el enfrentamiento directo: ella lo provoca para afirmarse: hasta en eso se ha convertido en un parásito; me he ido a la cama, me he masturbado para relajarme; a la media hora ella ha aparecido y ha empezado a acariciarme; hemos follado; la he penetrado por detrás, luego la he masturbado; se ha corrido seis o siete veces; al hacerlo, su boca abierta y su lengua eran como un gran sexo humedecido explorando mi rostro y mi cuello; es como siempre, fácil

miércoles, 14: nada de particular, un día corriente; es como si el sexo la aplacase: tengo que comprobarlo, anotar los tiempos
por la noche follamos, es decir, la follo, o me masturbo, no sabría: la monto y trato de correrme cuanto antes: no me preocupo en absoluto de si siente algo ni me importa; podría hacerlo durante horas, demorarme en su cuerpo, pero no tengo ganas; lo peor, lo más desagradable es que intuyo que le gusta esa sensación de ser usada

el escritor de memoria (fragmento)
© 2012, jmml

markham

13 Jun

markham

(En Londres; en Tabernacle; dormitorio; noche; él, en pie junto al lecho; ella, inmóvil, tendida, abiertos ciegos los ojos; el cuadro fluctúa: tal vez amanece, tal vez las figuras se quiebran de pronto, y tal vez él alza los brazos, la invoca entre pausas, dice lenguas extrañas, parajes del alma, tal vez sólo imagina variaciones sobre versos ajenos, tal vez concluye su obra, tal vez ella sea apenas decorado, presencia; hasta el fin no habrá descanso.)

Y aunque ya jamás pasearemos tan tarde a la aurora, aunque el alma ondee enamorada y entre tus senos el amor anhele, aunque sigan brillando los besos en el fondo de copas vacías, aunque la noche te espere al acecho y los bosques pronuncien tu nombre, ya jamás pasearemos tan tarde a la aurora.
Porque no es eterna la voz que te anima, ni es tu cuerpo un sendero infinito, porque en ti no hay regreso ni ideal ni objetivo.
Porque nada perdura contra tu piel desvestida, nada te forja que merezca un instante, nada en tus ojos, nada en tu herida.
Porque regresan las luces a este altar del olvido, vuelve el día y vuelve mi nombre, y es la muerte, mujer, es la muerte, muchacha.
Y ya jamás pasearemos tan tarde a la aurora. Read the rest of this entry »

retablo impío

02 Jul

Retablo impío

 

(rústica, 15×21 cm., 98 páginas, papel ahuesado, cubierta a color, cuché plastificado brillo)

«Alejandría se conmovió: el amor de una puta es tierra sagrada. La absolvieron, o la condenaron al destierro. Egipciaca no esperaba menos: cumpliendo la sentencia, se encamina hacia el puerto, se ofrece a los marineros, suplica un lugar en cualquier barcaza. Un viejo capitán la reconoce y la acepta: trama cobrarse el pasaje en el lecho. Parten de madrugada. Por tres noches, ella satisface la deuda; a la cuarta, considera el negocio resuelto y se niega. Contrariado, el capitán se venga: la arroja a la cala: confía en doblegarla. Mediada la travesía, un joven grumete que se encarga de llevarle alimento entrevé sus formas de estatua, las codicia, se apasiona. Ella propicia el desorden; él se compadece y la libera.Es el caos: Egipciaca lo toma allí mismo, lo monta, lo agota sin tregua; acto continuo gana la cubierta, ofrece sus pechos erguidos y persuade a siete: de inmediato, el capitán es arrojado por la borda: instantes después, sobre el puente, en mal equilibrio y a la luna, la orgía se celebra. Aquello supera la palabra: incursos en la vorágine, los hombres descuidan el timón, extravían el rumbo. Tales son los embates, tales las hechuras, hay tanta pasión y vehemencia que la barcaza casi zozobra. Egipciaca busca la muerte, el olvido; sus amantes la abrazan, se extinguen contra su piel encendida; entre uno y otro, ella danza desnuda. Read the rest of this entry »

Sofía Tolstói, Diarios

14 Mar

La mente humana se asemeja al delirio religioso. Los sentidos la manipulan hasta hacerla concebir un entorno amable, pero irreal. La voluntad y la memoria también profesan ese oscuro rito de imposturas. Saben que el tiempo quiebra nuestra resistencia al dolor. Por eso nada nos es mostrado en su forma real, ningún recuerdo se nos revela sin ser atenuado, mentido, mutilado.

Hemos leído con curiosidad perversa los diarios de Sofía Tolstoi, los relativos a su matrimonio con el autor de Guerra y Paz. El texto, muy extenso, arranca a partir de la boda, fija cinco décadas de vida en común, trasciende la muerte de su esposo en 1910 y concluye a dos semanas de su propia extinción, apenas una década después.

Sofía no es escritora, no tiene nada que decir. No la distinguen ni un bello estilo ni una mirada remota. Tampoco lo pretende. Es sólo una mujer que se lamenta por escrito, con cierta elegancia y gran regularidad. Un empeño así rara vez persigue otro designio que el desahogo personal. Este, sin embargo, se revela magnífico, y nos atreveríamos a decir que lo consigue incluso a su pesar.

La literatura concierne al goce privado, intensamente egoísta, diverso para cada lector. Cuatro episodios de enorme placer nos ha deparado el libro; todos ellos relacionados entre sí, y acaso prescindibles para cualquier otro en nuestro lugar. Es justamente ese placer quien nos aconseja reseñarlos, y quizá también desmentirlos. Read the rest of this entry »

josé mª menéndez

porque leer es un arte…