de lo que viene siendo

07 Dic

velázquez - los borrachos

redes incendiadas y otros idiotismos expresivos

hace tiempo, cuando iba a tomar café por las mañanas, leía tres periódicos si el calvo tras la barra no enredaba; ahora, que estoy por dar la vuelta, sentado ante el ordenador, echo el ojo a siete o a diez, y hasta a alguno más si me cuadra porque ando de enredar y no dar palo

razonablemente, mi yo de hoy debería estar por dos o por tres mejor informado que el de entonces, menos lelo, al tanto de esto y de lo otro, y bien avisado de aquello; pero la vida, que es cicatera y es también matemática, tratándose de información, rige proporción inversa

de modo que sí, leo el doble y soy doblemente idiota, y no porque lea peor o con desgana o más deprisa de lo que entiendo, sino porque, después de cientos de miles de páginas, uno aprende que apenas hay dos o tres cosas de las que merezca la pena enterarse por década

la cosa viene porque yo leo sin leer, a línea entera, en ángulo, de arriba abajo; eso, en libros, ahorra tiempo y multiplica la velocidad, pero en periódicos, en el bar y a columna estrecha, supone que te aprietas lo que quieres, lo que no y hasta el membrete de las servilletas

en el ordenador, con ese diseño tetris con que maquetan, la cosa degenera, y entre eso y el ratón con rueda, quieras o no, acabas dando tumbos entre una ley orgánica, un alargador de penes, el vídeo de un perro que ladra y otro de una señora gorda que dice que amarga

con práctica y adobo, la cosa se supera: ves a las gordas de través, al perro lo regateas, los alargadores te la soplan y de las leyes ya sólo te importa la mejor forma de desobedecerlas; quedan sin embargo las redes incendiadas, paralizadas, reventadas, hervidas, amotinadas…

y esto es grave y ofusca la prosa y entrejode y cabrea, y además, no veo forma de evitarlo, que este alarde mío de leer en oblicuo me calza entre dos y tres redes de esas a diario, de modo que acaba uno como acaba un gramático tras padecer tortura de “escuchas” y “ya te digos” y “es ques” y “los siguientes” y “o seas”

conviene no tomarse el asunto a la fresca, al fin y al cabo, un redactor debiera ser un tipo capaz de decir de diez maneras diferentes la misma nada, y no al contrario, que un solo idiotismo verbal les sirve igual para predicar de un terremoto, de una orgía, de un puticlub o de una boda

quien anda corto de adjetivos rara vez entiende algo que valga la pena, ni mucho menos es capaz de transmitirlo con precisión y elegancia al resto; por regla general, con sentido del humor y algún vocabulario, ya puede uno salir a escena, lo demás es cuestión de máscara y entretela

y por eso llamamos aquí a refinar la metáfora, carajo, que parece como si todos estos becarios de aluvión no conocieran de otra elocuencia que el venirse abajo, el atrancarse todo y el pegarle fuego al tinglado, lo que viene siendo unos derrotistas, unos cagones y unos incendiarios

“fulana se saca un pezón e incendia las redes”, “mengano marca un testículo y paraliza el cotarro”, “zutana sale sin bragas y se colapsa el nodo virtual internáutico”, “perengano se viene arriba y revienta el par de cobre”, “citana dice lo que sabe y la fibra da de sí a todo lo ancho”

me pregunto qué dejarán estos mamporreros de columna para cuando de verdad pase algo, es decir, cuando fulana rompa a hablar de seguido, o cuando mengano cuadre un sujeto con un predicado, otrosí cuando zutana vaya de vientre sola o perengano no se salpique los zapatos…

una falta tal de recursos expresivos es más grave de lo que aparenta: se empieza por magnificar las redes, se sigue por celebrar sus logros y se acaba por humanizarlas; luego viene el no salir a la calle, no querer ver al otro, no sentarse cara a cara, que ya de follar ni hablamos si no media pantalla

tal vez convenga recordar que las culturas, como las personas, no se malogran por la emigración ni por las invasiones ni por estarse durante siglos partiéndose mutuamente la cara, las culturas se malogran cuando todo lo que tienen que decirse sus fulanos cabe en treinta palabras

© 2017, jotamml

Tags: , , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

josé mª menéndez

porque leer es un arte…