de lo que viene siendo

03 Dic

en viernes y a las doce

en viernes y a las doce, se nos aparece el rufián en directo para decir que galileo renegó de la tierra esférica por culpa del curanganato y la casta, bajo presión y amenazas, como ahora los independentistas, que se avienen a descreer de la independencia gorda por salir de la cárcel antes de fecha

para la ocasión, el rufián amorra el centro de gravedad y le larga el discurso a una entrevistadora de “el país” (un periódico a diestra hoy, a siniestra ayer y a lo que venga mañana), siendo que la entrevistadora asiente arrobada y proactiva, de donde se deduce lo peor o lo mismo

el rufián, que es de esos tipos que se escuchan y se huelen en secreto, se infla todo, se viene en gordo y disparata a modo, comparando lo que no es con lo que ignora, mezclando planos con elípticas y galileos con polacos, que es lo que suele mezclar un necio cuando son muchos a mirarlo

de primeras y a lo visto, se diría que rufián es tonto en viernes y a las doce, una suerte de mastuerzo sonrosado que no sabe de nada, pero que dice de todo con esa jerga de vocal sonora con que se revisten todos los mastuerzos sonrosados que andan tentando modo de arrimarse a algo en la era

la realidad, invariablemente más cruda, nos advierte sin embargo que rufián es tonto a todas horas, es tonto por defecto, expele majaderías a jornada completa, esa clase de majaderías propias de quien reúne ovejas con vacas para terminar anunciando que alguna ha puesto un huevo

imposible referir aquí los hitos mayores de su ingenio, proferidos con esa voz campanuda que ha aprendido a modular en largo, con deje de patán o de franciscano, arrastrando verbos y endosando pausas a trasmano, un poco como de pescadera mientras pesa el cuarto kilo de chicharro

y por eso a rufián las aes se le hacen de a tres o de a cuatro boqueadas, dice los pronombres en endecasílabos y los infinitivos en subordinadas, dice sus pequeñeces como quien declara de física cuántica; es grueso de caja, es grueso de quijada y es grueso de palabra, y no dice al fin nada

rufián es un pobre converso, la imagen perfecta de un renegado, lo que queda de un andaluz sin acento o de un montañés sin palabra, un mediocre sin alma ni recuerdos que quiere ser como ellos y no es más que el tonto útil con que se divierten los supremacistas de la casta catalana

© 2017, jotamml

Tags: , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

josé mª menéndez

porque leer es un arte…