Archive for junio, 2010

fiscales


10 Jun

El señor Eufemiano Gómez, varón de mérito, y ciudadano al corriente de sus pagos, comparece en atención de sus obligaciones y declara ante este tribunal a cuenta del asombroso desafuero de que ha sido objeto, y que interesa a una doble sodomización en su persona, verificada con nocturnidad, con alarde vociferante y por una turba de facinerosos beodos y otra de gañanes sin oficio conocido.

Como prueba primera del agravio anteriormente descrito, el señor Eufemiano es intimado a presentar su trasero, el cual aparece visiblemente trajinado y sobre cuya geografía, no pequeña, se observan diversas escoriaciones y otras llagas menores, todas ellas producto, según él, tanto del afán de sus asaltantes como de su poca pericia en el lance (no le es posible a este tribunal precisar si esta poca pericia la víctima la predica de sí misma o interesa a los culpables).

Con todo y no quedando duda razonable de los hechos, a pregunta fundada del secretario, hace constar el señor Eufemiano que, aledaños al incidente, sufre notables dolores de cabeza, aversión a los paseos nocturnos que llevaba a cabo como disciplina higiénica, y un creciente desinterés en relacionarse con el sexo opuesto. (más…)

el espejo doble


07 Jun

—Le diré que el asunto me parece trivial —dijo, sin mirarme—. Esto que me cuenta, estas oscuras reflexiones junto con la melancolía adonde acude a refugiarse cada vez que detecta un atisbo de esperanza en su ánimo…, en fin… Temo que, o bien su sufrimiento se ha vuelto insoportable y precisa entonces de mejor médico, o bien obtiene con ello alguna clase de goce secreto cuya intensidad es mayor de lo que parece estar dispuesto a confesar. Dejo a su criterio el rigor o el desacierto de mi diagnóstico sobre lo primero; en cuanto a lo segundo, y si nos ceñimos a la literatura, yo no creo que haya que cultivar los signos externos de la fatalidad, o acceder a un estado sensible en particular o a un entorno igualmente específico. Ese mundo de la inspiración me enfada tanto como me divierte, lo tengo por una mera filfa, propia de pedantes y de tarados, gente inservible y de ordinario molesta. El hecho de obtener algo de la nada infringe por igual las leyes de la termodinámica como las del buen sentido, y si me apura, supongo que hasta las del buen gusto. (más…)

josé mª menéndez

porque leer es un arte…